viernes, 10 de septiembre de 2010

"Lo nuestro", de Eugenio Montejo




Tuyo es el tiempo cuando tu cuerpo pasa
con el temblor del mundo,
el tiempo, no tu cuerpo.
Tu cuerpo estaba aquí, tendido al sol, soñando;
se despertó contigo una mañana
cuando quiso la tierra.

Tuyo es el tacto de las manos, no las manos;
la luz llenándote los ojos, no los ojos;
acaso un árbol, un pájaro que mires,
lo demás es ajeno.
Cuanto la tierra presta aquí se queda,
es de la tierra.

Sólo trajimos el tiempo de estar vivos
entre el relámpago y el viento;
el tiempo en que tu cuerpo gira con el mundo,
el hoy, el grito delante del milagro;
la llama que arde con la vela, no la vela,
la nada de donde todo se suspende
–eso es lo nuestro.


Eugenio Montejo, Adiós al siglo XX, 1992.

4 comentarios:

Don Hanibal dijo...

Está bastante vacuno este poema.

Guillermo-Augusto RUIZ dijo...

Está bueno, no? Es el que más me gustó de su antología personal.

Don Hanibal dijo...

"Solo trajimos el tiempo de estar vivos"... Es un verso letal. Llega justo despues de que el autor divaga un poco sobre "el arbol" y "el pajaro", para levantarlo todo y passer à la vitesse supérieure.

Este poema me hace recuerdo a Canguilhem y a Bergson, de quienes cada vez pienso que son unos sacaputas.

Roberto Cáceres dijo...

http://youtu.be/bJkUvQrYQH0