domingo, 12 de septiembre de 2010

Campanas


Abstract: Como diría el profesor A. G.: « trop facile ».

Son golpes gordos

Suenan, resuenan las putas campanas. Letanía enésimamente dominical. Golpes gordos que se contagian al aire, en ondas, mil latidos cuadrúpedos con giba, despertando los tímpanos a pisotones y sofocando los cesos con la presión de la sangre. Se suman los golpes — ¡otro más! —, que festejan al primero, lo mojan, lo estiran, lo ensanchan, como curtiendo una panza de vaca, gorda.

Hasta el oro de mis dientes tiembla con las putas campanas. Que esas ni son de oro, pero cómo les gusta hacerse notar el domingo. Porque bailan a choques, cual novias culonas lanzadas con la embriaguez de un barco orureño.

Y buenas nuevas traen las putas campanas, o eso dice mi mujer ya lista para ir a misa. Pero a mí me dejan sordo temblando la borrachera.


2 comentarios:

Guillermo-Augusto RUIZ dijo...

Jaja, vacuno (literalmente) y jocoso, don Hanibal, qué bueno que regresaste con la daga maligna y la sonrisa burlona intactas!

Don Hanibal dijo...

jejeje. Si. Me vino la daga una noche de esas que andaba redactando un articulo para mi tesis. Me aburrí y me puse a jugar con el logiciel de tipografía que uso: LaTeX.

La vesión original del texto es una prueba de la mise en page de un artículo usando las normas del español (en cuanto a indentación, cortar palabras, comillas, etc.)

Hace poco encontré el texto en mes documents, lo volví a leer, lo corregí un poco y de ahí copier coller al Blog.

A.G. era uno de mis profes favoritos. al principio de los examenes ponía "trop facile".