martes, 20 de marzo de 2012

Fragmenta ludens

Yo que no me fío del todo de la poesía didáctica (reconozco su dificultad y sabiduría pero tan pocas veces la encuentro bien hecha), me atrevo a publicar estos frutos del juego, algunos publicados en mi muro de Facebook, por si tuvieran un mejor hogar en este espacio sin espacio.

1
La profanación es una consagración de lo sacrosanto. Querer cagarse en la hostia no es nada más que querer llegar a lo sublime. Tener a Dios al otro extremo de la creación. No profanamos lo prosaico, cotidiano. Sólo lo noble amerita nuestra profanación. Dios, Cristo, la hostia, la virgen, la madre.

2
Si yo fuera Dios, no existiría.

3
Cada cual es su propio espejo.

4
La vida es más una lucha contra demonios fantásticos que contra demonios reales.

5
Qué miserable nos hace creer haber sido feliz alguna vez.

6
Nuestros edenes están hechos de todo lo que hemos perdido irreversiblemente y esperamos de la nada.

7
La tragedia es útil; la comedia, necesaria.

(De El tratado sobre la comedia de Aristóteles)

8
El juego es el verdadero maestro.

9
A veces el alma es el equipaje.

10
In principium erat corruptionem.

11
Sólo los muertos saben lo que no podemos saber.

12
Tengo un rostro transatlántico
Una panza de cualquier vivir
Ojos de oscuro ámbar
Marfil curtido entre los labios

(De Autorretratos)

13
Todo lo decible ya se ha dicho; lo único que no se ha agotado son las variantes. La originalidad, entonces, ha de entenderse no como la creación de algo nuevo, sino como un modo innovador de decir lo eterno.

14
El axis mundi
entre tus piernas
me exige

15
teólogo del cuerpo
descubramos juntos
los misterios de la carne

16
Eternas
las preguntas.
Efímeras
las respuestas.

17
Qué eres sino una fuente de malos augurios.

3 comentarios:

Guillermo-Augusto Ruiz dijo...

Buenos fragmentos, Mialva. Mis preferidos son el uno, el dos, el siete, el ocho, el trece y el dieciséis. Este último es el que más me gusta.

Mialva dijo...

Gracias, hermano!

Djacobus dijo...

Siento que se gana algo de nuevo al refrescar estas eternas preguntas existenciales...como una compuerta olvidada...gracias, aprecio particularmente "Cada cual es su propio espejo"